la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

Registros en Vélez-Málaga tras una Operación Coordinada por Europol en la que se han detenido 9 personas

Registros en Vélez-Málaga tras una Operación Coordinada por Europol en la que se han detenido 9 personas

La Policía Nacional desarticula una organización criminal dedicada al tráfico de hachís por el método go fast

Vélez-Málaga, viernes 5, abril, 2024
Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Police Nationale de Francia y coordinados por EUROPOL, han desmantelado una compleja red delictiva de carácter internacional especializada en el tráfico de estupefacientes, con énfasis en el hachís, desde España hacia Francia mediante la utilización de vehículos previamente robados. Esta operación conjunta ha culminado con la detención de nueve individuos, ocho en territorio francés y uno en suelo español.



Durante el desarrollo de la investigación, se logró incautar una importante cantidad de drogas, incluyendo 1.300 kilogramos de hachís, 38 kilogramos de marihuana y tres kilogramos de cocaína. Además, se confiscaron dos armas de fuego de corto alcance, munición y la suma de 56.000 euros en efectivo. Como resultado adicional, se logró recuperar uno de los vehículos sustraídos por la organización criminal, junto con otros efectos relacionados con sus actividades ilícitas.

Las autoridades llevaron a cabo un total de cinco operativos de entrada y registro en distintas localidades españolas, específicamente en Vélez-Málaga (Málaga), Montemayor (Córdoba), Aznalcázar (Sevilla) y Llers (Gerona), así como cuatro registros similares en territorio francés. Estos registros fueron fundamentales para recopilar evidencia y desarticular completamente las operaciones de esta peligrosa organización delictiva.

La cooperación entre las fuerzas policiales de diferentes países, en este caso, España y Francia, resultó fundamental para el éxito de esta operación, subrayando la importancia de la colaboración internacional en la lucha contra el crimen organizado transnacional.

EUROPOL, como agencia coordinadora, desempeñó un papel crucial en la planificación y ejecución de esta acción conjunta, lo que demuestra la necesidad de una coordinación eficaz entre las agencias de seguridad de múltiples países para combatir eficazmente este tipo de delitos.



La investigación se inició a finales del pasado año 2023, centrándose en una organización criminal especializada en el robo de vehículos en la región francesa de Lyon. Las autoridades francesas determinaron que uno de los vehículos sustraídos anteriormente había sido llevado hasta la localidad de Perpignan, desde donde se sospechaba que sería cruzado hacia España. Los agentes franceses tenían indicios de que este traslado estaba vinculado al transporte internacional de sustancias estupefacientes desde España hacia la región de Lyon.

Gracias a los canales de cooperación policial establecidos, se coordinó una operación conjunta entre las fuerzas de seguridad españolas y francesas, en colaboración con la OFAST (Oficina de Lucha contra el Tráfico de Estupefacientes) y la OCLCO (Oficina Central de Lucha contra la Delincuencia Organizada) de la Police Nationale. Esta operación permitió identificar con precisión a la organización criminal que operaba entre España y Francia, estableciendo así una estrategia integral para desarticularla.

Además de la identificación y seguimiento de la organización criminal, la cooperación entre las agencias policiales de ambos países permitió trazar una red de contactos y movimientos logísticos utilizados por los traficantes. Se llevó a cabo un meticuloso análisis de las rutas de transporte, puntos de entrega y posibles conexiones con otros grupos delictivos en Europa. Esta información resultó crucial para planificar y ejecutar los registros simultáneos en múltiples localidades, tanto en España como en Francia, lo que maximizó las posibilidades de éxito de la operación y aseguró la captura de los responsables y la incautación de la droga y otros elementos relacionados con sus actividades ilícitas. La sinergia entre las fuerzas policiales de ambos países, respaldada por la coordinación de EUROPOL, ejemplifica el poder de la colaboración internacional en la lucha contra el crimen organizado transfronterizo.

Una vez sustraídos los vehículos, eran cargados con el estupefaciente y ocultados en una vivienda de un municipio de la provincia de Córdoba, desde donde emprendían camino para transportar la sustancia estupefaciente hasta Francia donde era distribuida a los clientes repartidos por diferentes regiones del territorio francés.

Las averiguaciones de los agentes permitieron establecer dispositivos de vigilancia en las provincias de Córdoba, Málaga, Sevilla y Campo de Gibraltar para recabar información sobre modus operandi e identidad de los implicados en las operaciones de carga, guarda y transporte.

En febrero del presente año, los investigadores tuvieron constancia de la presencia de uno de los vehículos investigados en territorio español. Los agentes identificaron al conductor y comunicaron a la policía francesa la sospecha de que, tras haber hecho acopio de la sustancia estupefaciente en el Campo de Gibraltar, era trasladado hasta Córdoba. Allí permaneció hasta marzo cuando retornó a Francia, momento en el que se estableció un dispositivo para controlar el desplazamiento desde la localidad cordobesa hasta Lyon.

Confirmada la llegada de la furgoneta a una nave de la localidad de Chasse-sur-Rhonê, se procedió a la detención de los seis principales investigados quienes se encontraban en el lugar controlando el proceso de descarga. Al día siguiente, se detuvo a otros dos de los investigados en la localidad de Perpignan, vinculados a la logística de la recuperación de los vehículos y a la organización de la seguridad para garantizar el cruce de la frontera y la posterior distribución a los diversos clientes.

Tras ello se llevaron a cabo diversas entradas y registros en España, incautándose cinco fardos de hachís con la misma inscripción que los incautados en Francia, así como un arma de fuego corta con su correspondiente munición. Además de todo lo intervenido, se ha recuperado un vehículo sustraído en Francia en el año 2023, utilizado por la organización para el transporte de la sustancia estupefaciente el cual portaba matrículas “dobladas” en el momento de su intervención.

La operación finalizó con el desmantelamiento de la organización criminal deteniendo a nueve personas ocho en Francia y uno en la provincia de Córdoba y la incautación de 1.300 kilos de hachís, 38 kg de cocaína, dos armas cortas de fuego, munición y 56.000 euros en efectivo.

Operación Cofinanciada con Fondos Europeos del Fondo de Seguridad Interior



Agentes de la Policía Nacional Española junto a la francesa han llevado a cabo esta operación contando con instrumentos de financiación de la Unión Europea. Esta estrategia se enfoca en cuatro puntos clave: establecer un entorno de seguridad preparado para el futuro, combatir las amenazas emergentes, proteger a los ciudadanos europeos del terrorismo y la delincuencia organizada, y forjar un robusto ecosistema de seguridad europeo.

Para lograr estos objetivos, la Dirección General de Migración y Asuntos de Interior de la Comisión Europea (DG HOME por sus siglas en inglés), junto con las agencias de la UE y fondos específicos de la UE, como los Fondos de Seguridad Interna (ISF por sus siglas en inglés), respaldan a los Estados miembros en la lucha contra las amenazas criminales mediante operaciones coordinadas dirigidas a desmantelar las redes criminales y sus modelos de negocio. Las intervenciones efectuadas bajo este esquema han sido cofinanciadas por la Unión Europea, como parte del apoyo a los Estados miembros para combatir las redes delictivas que constituyen las amenazas más significativas para la seguridad de los ciudadanos de la UE y de la Unión en su conjunto.



La actividad criminal descubierta en el contexto de la operación conjunta entre España y Francia ha tenido un impacto significativo en la ciudad de Vélez-Málaga y sus alrededores. Aunque la ciudad en sí no fue mencionada específicamente como sitio de operaciones de la organización criminal, su proximidad geográfica con las provincias de Málaga y Córdoba, donde se llevaron a cabo acciones relevantes en el marco de esta investigación, sugiere que podría haber sido afectada de manera indirecta.

El tráfico de estupefacientes a gran escala, como el descubierto en esta operación, conlleva una serie de consecuencias que pueden impactar negativamente en comunidades cercanas. Esto incluye la posibilidad de un aumento de la violencia relacionada con el crimen organizado, la proliferación del consumo de drogas ilícitas en la región y la erosión del tejido social debido a la presencia de actividades delictivas.

Además, el hecho de que se haya recuperado un vehículo sustraído en Francia utilizado por la organización para el transporte de drogas, sugiere que la ciudad pudo haber sido utilizada como parte de la ruta logística de los delincuentes o como lugar de almacenamiento temporal de vehículos robados.

En términos económicos, el tráfico de drogas y el crimen organizado pueden afectar la reputación y la percepción de seguridad de una ciudad, lo que potencialmente repercute en el turismo y la inversión. La operación conjunta entre España y Francia, financiada con fondos europeos del Fondo de Seguridad Interior, resalta la importancia de la cooperación internacional y los recursos comunitarios en la lucha contra el crimen transfronterizo, con el objetivo de proteger a los ciudadanos europeos y garantizar la seguridad en todas las regiones afectadas, incluida Vélez-Málaga.

Fuente de la noticia

Vélez-Málaga, Málaga