la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

La "Operación Duck" se salda con 8 detenidos de un clan familiar y tres puntos de venta de cocaína desarticulados en Vélez-Málaga

La Operación Duck se salda con 8 detenidos de un clan familiar y tres puntos de venta de cocaína desarticulados en Vélez-Málaga

Ocho detenidos de un clan familiar tras desarticular tres puntos de venta de cocaína en Vélez-Málaga

Vélez-Málaga, lunes 22, abril, 2024


La operación liderada por la Policía Nacional en el municipio de Vélez-Málaga ha resultado en un golpe significativo contra el tráfico de drogas en la región. La desarticulación de tres puntos de venta clandestinos de cocaína y otras sustancias ilícitas, todos ubicados en viviendas, evidencia la sofisticada red operativa del clan familiar que operaba en la zona.

Los ocho arrestos realizados representan un golpe contundente contra esta organización criminal, cuyas actividades han generado preocupación en la comunidad local. La presunta implicación de los detenidos en delitos relacionados con el tráfico de drogas subraya la importancia de la intervención policial para salvaguardar la seguridad ciudadana y combatir el flagelo de la drogadicción.

Los registros realizados durante la operación han revelado la magnitud del tráfico ilícito en la zona, con dos de las viviendas funcionando como puntos de almacenamiento y distribución de drogas. El decomiso de 1,5 kilogramos de cocaína y cuatro kilogramos de hachís, junto con una suma considerable de dinero en efectivo y diversos instrumentos utilizados para el pesaje y la distribución de las sustancias estupefacientes, destaca la complejidad y el alcance de las actividades delictivas del grupo.

El comunicado emitido por la Policía Nacional subraya el compromiso de las autoridades en la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado, así como la importancia de la colaboración ciudadana en la identificación y desarticulación de redes criminales. Esta operación es un claro ejemplo de la determinación de las fuerzas del orden para mantener la seguridad y el bienestar de la sociedad, y envía un mensaje contundente a aquellos que se dedican a actividades ilícitas en la región de Vélez-Málaga y más allá.

La decisión de la autoridad judicial de ordenar el ingreso en prisión provisional para seis de los investigados subraya la seriedad y el alcance de las actividades delictivas que se estaban llevando a cabo en el marco de la operación 'Duck'. Este paso crucial refleja el compromiso del sistema judicial en la aplicación de la ley y en la protección de la sociedad frente a actividades ilícitas como el tráfico de drogas.

La operación 'Duck', ejecutada con precisión por los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Local de Vélez-Málaga, representa un hito en la lucha contra el narcotráfico en la región. Esta investigación se inició a partir de informaciones confiables que señalaban la presencia y la actividad de puntos de venta de drogas en el barrio de La Gloria, un área que lamentablemente había sido afectada por la proliferación de actividades relacionadas con el menudeo de sustancias estupefacientes.

Los agentes encargados de la operación llevaron a cabo un meticuloso proceso de recolección de pruebas e inteligencia, empleando técnicas de vigilancia y seguimiento para identificar a los responsables y desmantelar la red criminal. La coordinación entre las autoridades policiales y el sistema judicial fue fundamental para garantizar el éxito de la operación y para asegurar que aquellos implicados en el tráfico de drogas fueran llevados ante la justicia.

El inicio de la operación a partir de estas informaciones demuestra la importancia de la colaboración ciudadana en la lucha contra el crimen organizado. Además, resalta el compromiso de las fuerzas del orden y la judicatura en la protección de la seguridad y el bienestar de la comunidad, así como en la erradicación de actividades ilícitas que socavan el tejido social y ponen en riesgo la salud pública.



Las averiguaciones realizadas revelaron que un clan familiar operaba en la zona, utilizando tres domicilios contiguos como puntos de venta de sustancias estupefacientes. La principal mercancía era la cocaína, aunque también se comercializaban dosis de hachís y marihuana. Este modus operandi mostraba la sofisticación y planificación de la red criminal, que se esforzaba por evitar la detección y el decomiso de grandes cantidades de droga en un solo lugar.

Los tres puntos de venta identificados estaban bajo el control directo de miembros de la trama, quienes se encargaban de gestionar las transacciones y asegurarse de mantener un flujo constante de clientes. La estrategia consistía en despachar las sustancias en pequeñas cantidades, evitando así la acumulación de grandes partidas de estupefaciente en los domicilios señalados. Esta precaución se tomaba en previsión de posibles registros policiales, donde la presencia de grandes cantidades de droga podría aumentar las probabilidades de detección y desmantelamiento de la operación.

La organización meticulosa de la red criminal permitía adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes y minimizar los riesgos de exposición ante las autoridades. Esta estrategia de dispersión y discreción reflejaba la cautela y la experiencia de los implicados en el tráfico de drogas, quienes estaban familiarizados con los métodos de aplicación de la ley y buscaban evitar cualquier acción que pudiera comprometer su operación ilícita.

Según las investigaciones llevadas a cabo, se determinó que la mayoría de la droga era almacenada en otros dos inmuebles, los cuales estaban situados a distancia de los puntos de venta identificados anteriormente. Estos inmuebles no eran utilizados para llevar a cabo el menudeo de drogas, sino más bien como lugares seguros para almacenar grandes cantidades de estupefacientes, alejados de la atención policial.

Durante el curso de las averiguaciones, se realizaron alrededor de una veintena de aprehensiones de droga entre los compradores que acudían a los puntos de venta identificados. Estas detenciones no solo proporcionaron información valiosa sobre la actividad delictiva en curso, sino que también contribuyeron a la identificación de los miembros clave de la red criminal y al desarrollo de la investigación.

Finalmente, una vez que los investigadores lograron recopilar pruebas suficientes para respaldar todos los hechos expuestos anteriormente, procedieron a realizar registros domiciliarios y llevar a cabo la detención de los sospechosos. Se detuvo a un total de cuatro hombres y cuatro mujeres, cuyas edades oscilaban entre los 20 y los 53 años. Esta acción marcó el punto culminante de la operación, demostrando el compromiso de las autoridades en desmantelar redes de tráfico de drogas y en llevar ante la justicia a aquellos responsables de actividades delictivas que amenazan la seguridad y el bienestar de la comunidad.

Durante la operación, la Policía Nacional logró importantes incautaciones que incluyeron 1,5 kilos de cocaína, cuatro kilos de hachís y 60 gramos de marihuana, así como la suma de 2.940 euros en efectivo. Además, se confiscaron tres balanzas de precisión, un machete de aproximadamente 50 centímetros de hoja y diversos utensilios utilizados en el procesamiento y preparación de las dosis de droga para su venta.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Vélez-Málaga está al tanto de los acontecimientos, habiendo decretado el ingreso en prisión para seis de los investigados. Esta decisión judicial subraya la gravedad de los delitos imputados y la necesidad de tomar medidas contundentes para combatir el tráfico de drogas en la región.

La operación policial, que se desarrolló con éxito gracias a la colaboración y el arduo trabajo de los agentes del orden, representa un golpe significativo contra el crimen organizado y envía un claro mensaje de que las autoridades están comprometidas en garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad. Con estas acciones, se refuerza el imperio de la ley y se da un paso importante en la lucha contra el narcotráfico en Vélez-Málaga y sus alrededores.

Vélez-Málaga, Málaga