la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

La Fiscalía pide once años de prisión para el hombre acusado en Málaga de abusar de una mujer que dormía en la calle

La Fiscalía pide once años de prisión para el hombre acusado en Málaga de abusar de una mujer que dormía en la calle

Juzgan a un hombre en Málaga acusado de abusar de una conocida a la que amenazó con un cuchillo

Málaga, sábado 20, abril, 2024
El caso que se presenta ante la Audiencia de Málaga esta próxima semana es de suma gravedad, ya que implica acusaciones de abuso sexual y amenazas con un arma.

Según la información disponible, un hombre será juzgado por presuntamente cometer estos actos contra una mujer, agravados por el hecho de que ella se encontraba en una situación vulnerable al carecer de documentación y al estar sin hogar en ese momento.

De acuerdo con la narrativa de la Fiscalía, los hechos se remontan a abril de 2023. Según se alega, el acusado, quien tenía conocimiento de la situación de la mujer sin hogar, la invitó a pasar la noche en un espacio contiguo al restaurante donde él trabajaba. Una vez allí, ambos se acomodaron en colchones en el suelo, momento en el que el acusado habría comenzado a abrazar a la mujer y a proponerle mantener relaciones sexuales.

Es crucial destacar que la víctima, al encontrarse en una situación de vulnerabilidad y posiblemente sintiéndose intimidada, habría sido presuntamente amenazada con un cuchillo durante este encuentro. Esta circunstancia agrava aún más la gravedad de los cargos presentados contra el acusado.

Ante estos hechos, la Fiscalía ha solicitado una pena de once años de prisión para el acusado. La relevancia de este caso reside en la necesidad de garantizar la protección de personas en situaciones de vulnerabilidad y en la búsqueda de justicia para la presunta víctima.

Según las conclusiones iniciales del fiscal, la mujer se negó "rotundamente" a mantener relaciones, indicándole al acusado que lo veía como un hijo y que simplemente deseaba descansar. A pesar de esta negativa clara, el acusado persistió en sus avances, mientras que la mujer continuó mostrando su "rotunda oposición".

Esta negativa, según el Ministerio Público, provocó una reacción de ira por parte del acusado. Supuestamente, se enfureció "violentamente" y se dirigió a la planta inferior del lugar. Allí, presuntamente tomó un cuchillo de cocina de grandes dimensiones.

Regresando con el cuchillo en mano, el acusado habría amenazado a la mujer colocándole el arma en el cuello, mientras seguía insistiendo en su demanda de mantener relaciones sexuales.

Este relato detallado, según lo presentado por el fiscal, subraya la gravedad de los cargos contra el acusado y la angustiosa situación en la que se encontraba la mujer.

En ese momento, según las conclusiones provisionales presentadas por la acusación, se desencadenó un forcejeo entre ambos, durante el cual el acusado habría proferido amenazas graves. Según se describe, le dijo a la mujer que "la mataría a ella y después a él". Acto seguido, el acusado se habría colocado sobre la mujer, logrando vencer violentamente su resistencia inicial, y presuntamente la habría violado en varias ocasiones.

Después de estos actos, el acusado supuestamente continuó amenazando a la mujer. Según se menciona, le advirtió que si revelaba lo sucedido, él alegaría que ella se había colado en el local. Estas intimidaciones, según se argumenta, estaban relacionadas con la falta de documentación de la mujer.

El fiscal afirma que como resultado de estos hechos, la mujer ha sufrido lesiones físicas y un grave estrés psíquico, así como desajustes psicológicos significativos.



La Fiscalía acusa al hombre por un delito de agresión sexual y solicita severas medidas punitivas. En específico, pide que se le imponga una pena de once años de prisión. Además, busca la prohibición de aproximarse a la mujer a menos de 250 metros o comunicarse con ella durante un periodo de 15 años. Asimismo, propone la aplicación de la medida de libertad vigilada por un plazo de diez años.

En cuanto a la responsabilidad civil, la Fiscalía insta en contexto a la responsabilidad civil, que el acusado indemnice a la mujer con la suma de 60.000 euros por los daños morales y las secuelas psicológicas ocasionadas. También solicita que se cubran todos los gastos relacionados con el tratamiento psicológico que sean acreditados en la ejecución de la sentencia.

Estas demandas reflejan la gravedad de los delitos imputados y el impacto profundo que han tenido en la presunta víctima, así como la necesidad de que el acusado asuma la responsabilidad por sus acciones.

Vélez-Málaga, Málaga