la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

Intolerables amenazas e insultos a una médica vuelven a sacudir las urgencias de un centro de salud de la provincia de Málaga

Intolerables amenazas e insultos a una médica vuelven a sacudir las urgencias de un centro de salud de la provincia de Málaga

Una paciente amenaza e insulta a una médica de urgencias en el centro de salud de Almogía

Málaga, jueves 25, abril, 2024
El incidente ocurrido el pasado miércoles 17 de abril en el servicio de urgencias del centro de salud de Almogía, en la provincia de Málaga, ha suscitado preocupación y consternación entre el personal médico y la comunidad. Una paciente se presentó en dicho servicio demandando la prescripción de benzodiacepinas a la médica de guardia. Sin embargo, la facultativa informó a la paciente que no podía recetarle dicho medicamento, ya que estaba bajo el seguimiento y tratamiento de su médico de familia.

Es importante destacar que la médica de urgencias verificó que la paciente había tenido una consulta telefónica con su médico de familia el mismo día, quien le había ofrecido una cita presencial para realizar un seguimiento y una evaluación exhaustiva antes de continuar con la prescripción de la medicación requerida. Sin embargo, en lugar de acudir a esta cita en su centro de salud habitual, la paciente decidió dirigirse al servicio de urgencias en busca de la receta.

Este incidente resalta la importancia de seguir los protocolos médicos establecidos y de respetar el seguimiento realizado por los profesionales de la salud. La paciente, al acudir directamente a urgencias en lugar de seguir las indicaciones de su médico de familia, no solo puso en riesgo su propia salud al no recibir la atención adecuada, sino que también generó una situación de tensión e incomodidad para el personal médico que tuvo que lidiar con la situación.



La situación se tornó aún más grave cuando, ante la negativa de la médica a recetarle la benzodiacepina, la paciente reaccionó de manera agresiva y descontrolada. Comenzó a proferir amenazas e insultos a viva voz, calificándola de manera despectiva y amenazando con agredirla físicamente. La médica se vio obligada a solicitar ayuda y alertó al centro coordinador de la situación.

La responsable del centro coordinador brindó apoyo a la médica afectada y la alentó a presentar una denuncia formal por los hechos ocurridos. Además, se tomaron medidas inmediatas para garantizar la seguridad tanto del personal médico como de los pacientes presentes en el centro de salud. Agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar para controlar la situación y asegurarse de que la paciente abandonara las instalaciones sin causar más problemas.

A pesar del impacto emocional causado por la agresión verbal, la médica afectada demostró una admirable resiliencia al continuar desempeñando sus labores durante su horario laboral. Sin embargo, es importante destacar que este tipo de situaciones pueden tener un efecto significativo en la salud mental y el bienestar de los profesionales de la salud.

La médica ha tomado medidas legales contra la paciente agresora, presentando una denuncia formal ante las autoridades competentes. Este acto no solo busca hacer justicia ante la violencia sufrida, sino también enviar un claro mensaje de que las agresiones contra el personal médico no serán toleradas y deben ser enfrentadas con las consecuencias legales correspondientes.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) ha alzado su voz una vez más para denunciar esta execrable y lamentable situación de violencia que afecta al personal sanitario. Con firmeza, el sindicato ha instado a la Consejería de Salud a adoptar medidas concretas y contundentes para abordar esta preocupante realidad, que parece no tener fin.

En solidaridad con la médica agredida, el SMM ha brindado su apoyo y respaldo durante una concentración realizada esta mañana en la puerta del centro sanitario de Puerto de la Torre. Este acto no solo busca mostrar solidaridad con la colega afectada, sino también enviar un mensaje claro de unidad y exigencia de protección para todo el personal médico.

Este lamentable episodio se suma a una triste estadística: en lo que va de año, se han registrado un total de 11 agresiones a médicos en la provincia de Málaga. Esta cifra alarmante subraya la urgente necesidad de implementar medidas efectivas para prevenir y combatir la violencia contra los profesionales de la salud.

En este contexto, es crucial que se fortalezcan los mecanismos de seguridad en los centros sanitarios y se promueva una cultura de respeto y tolerancia hacia el personal médico. La protección de quienes dedican su vida a cuidar de la salud de los demás debe ser una prioridad absoluta, y es responsabilidad de las autoridades competentes garantizar un entorno laboral seguro y libre de violencia para todos los trabajadores sanitarios.

Vélez-Málaga, Málaga