la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

Intervenido por la Guardia Civil un lince africano que se había escapado de un chalé de Marbella y se ha trasladado al centro de rescate de mamíferos exóticos en Alicante

Intervenido por la Guardia Civil un lince africano que se había escapado de un chalé de Marbella y se ha trasladado al centro de rescate de mamíferos exóticos en Alicante

La Guardia Civil interviene un ejemplar de lince africano en el jardín de una vivienda en Marbella

Torre del Mar, viernes 8 de marzo, 2024
La intervención de la Guardia Civil y la Subdirección General de Biodiversidad Terrestre y Marina del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico en el caso del ejemplar de lince africano (caracal) en Marbella pone de relieve la importancia de la cooperación interinstitucional para proteger la biodiversidad y prevenir el tráfico ilegal de especies amenazadas.

El aviso llegó por un vecino que alertó al Seprona de la Guardia Civil sobre la presencia de un lince en el jardín de una vivienda de Marbella. El animal, de 20 kilos de peso y potencialmente peligroso, se había escapado de otra casa a unos 20 kilómetros.

Cuando llegaron los agentes especialistas en la protección de la naturaleza comprobaron que se trataba de un ejemplar de caracal, una especie amenazada según el convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre (CITES).

Los guardias civiles localizaron al propietario y averiguaron que el animal había sido adquirido y trasladado de forma irregular por vía aérea en el año 2022 procedente de Moscú, declarado para su entrada en nuestro país como gato doméstico.

Al no poder demostrar su procedencia legal al carecer de número de permiso de importación del convenio CITES, los agentes formularon denuncia administrativa por la supuesta infracción a la Ley de Represión del Contrabando en concordancia con dicho convenio y remitida a la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales en Málaga.

El lince, de nombre Jakar con unos dos años y medio de edad, fue capturado por personal especializado del equipo de Sanidad Veterinaria del Ayuntamiento de Marbella. El animal ha sido entregado al centro de rescate de mamíferos exóticos “AAP Primadomus” en la provincia de Alicante al contar con las características y capacidades adecuadas para su cuidado.

Este incidente subraya la necesidad de reforzar la vigilancia y control sobre el comercio de fauna y flora silvestres, así como de mejorar los protocolos de identificación y seguimiento de especies protegidas. La implicación de los ciudadanos, como en este caso el vecino que alertó al Seprona, es fundamental para detectar y denunciar actividades ilegales que pongan en peligro la conservación de la vida silvestre.
fotografia de Jakar rescatado por la Guardia Civil en Marbella

Además, es esencial intensificar la sensibilización y educación ambiental para promover el respeto hacia todas las formas de vida y concienciar sobre las consecuencias negativas del tráfico ilegal de animales exóticos. La adquisición irresponsable de especies salvajes como mascotas puede tener graves implicaciones para la salud y el bienestar tanto de los animales como de las personas, además de contribuir al deterioro de los ecosistemas naturales.

En este sentido, se requiere una mayor coordinación a nivel nacional e internacional entre las autoridades competentes, así como la aplicación efectiva de medidas legales y sanciones adecuadas para combatir el tráfico ilegal de fauna y flora silvestres. La cooperación entre países y la armonización de legislaciones son fundamentales para abordar este problema de manera integral y proteger la biodiversidad en un mundo cada vez más interconectado.
Aviso Amarillo por Fenómenos Costeros en La Axarquía el 9/372024

La resolución de este caso ejemplifica la aplicación rigurosa de la legislación vigente para proteger la fauna silvestre y garantizar el bienestar de los animales involucrados en situaciones de tráfico ilegal o posesión irregular. La falta de documentación legal que respalde la procedencia del ejemplar de caracal, en este caso, el lince africano llamado Jakar, es una clara violación de las normativas nacionales e internacionales establecidas para regular el comercio de especies protegidas.

La denuncia administrativa formulada por los agentes del Seprona de la Guardia Civil en concordancia con el convenio CITES y la Ley de Represión del Contrabando es un paso fundamental para sancionar las actividades ilícitas que amenazan la conservación de la biodiversidad. Además, la colaboración con la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales en Málaga demuestra la importancia de la coordinación interinstitucional para abordar eficazmente estos casos.

La captura y posterior traslado de Jakar al centro de rescate de mamíferos exóticos "AAP Primadomus" en la provincia de Alicante garantizan que el animal recibirá los cuidados adecuados por parte de personal especializado. Esta acción refleja el compromiso con el bienestar animal y la necesidad de proporcionar un entorno seguro y adecuado para especies exóticas que se encuentran fuera de su hábitat natural.

La historia de Jakar también resalta la importancia de la educación y la sensibilización pública sobre la tenencia responsable de mascotas y la prohibición del tráfico ilegal de especies silvestres. Promover el respeto y la conservación de la vida silvestre es fundamental para preservar la biodiversidad y garantizar un equilibrio ecológico en nuestro planeta.

En resumen, la intervención de la Guardia Civil en colaboración con diversas instituciones y el traslado de Jakar al centro de rescate "AAP Primadomus" reflejan un compromiso compartido con la protección y el bienestar de los animales exóticos. Este incidente subraya la necesidad de una legislación más sólida y de acciones concretas para prevenir el tráfico ilegal de especies protegidas y garantizar un futuro mejor para la vida silvestre.

La labor de organizaciones como AAP - Animal Advocacy and Protection es crucial en la concienciación pública y la promoción de políticas más efectivas en toda Europa para abordar estos desafíos. Mantener la investigación abierta sobre este caso demuestra el compromiso continuo de las autoridades en la lucha contra el comercio ilegal de fauna y flora silvestres, así como en la protección de la biodiversidad.

En conjunto, estas acciones refuerzan la importancia de la cooperación interinstitucional y la participación ciudadana en la preservación de nuestro entorno natural y el bienestar de todas las especies que lo habitan.

Málaga, Málaga