la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

Insultos, amenazas y actitud violenta salpican de nuevo otro Centro de Salud en Málaga

Insultos, amenazas y actitud violenta salpican de nuevo otro Centro de Salud en Málaga

Una usuaria se cuela sin cita en una consulta del centro de salud Ciudad Jardín e insulta, amenaza y le rompe el medidor del oxígeno en sangre a una médica

Málaga, viernes 5, abril, 2024
El pasado 21 de marzo, en el centro de salud Ciudad Jardín, una usuaria irrumpió en una de las consultas sin haber solicitado cita previa, demandando atención inmediata mientras una médica estaba ocupada atendiendo a otra paciente. Ante esta situación, la facultativa le indicó amablemente que se dirigiera a la recepción para obtener una cita adecuada.

Sin embargo, la usuaria se negó a cumplir con esta solicitud y continuó exigiendo atención inmediata. A pesar de ello, la médica intentó calmarla y mostró interés por su situación para entender su estado de salud.

El sistema sanitario, como parte de su compromiso con la atención médica, garantiza la asistencia a todos los pacientes que acuden a los centros de salud, independientemente de su comportamiento. En el caso de esta agresora, a pesar de su actitud antisocial y violenta al colarse en la consulta sin cita previa, se le brindó atención médica.

Durante el proceso de atención, lamentablemente, la situación empeoró. La agresora continuó con su comportamiento agresivo y perturbador, llegando al extremo de romper el saturímetro, un dispositivo vital para medir los niveles de oxígeno en la sangre. Mientras la médica intentaba brindarle la atención necesaria, la agresora persistió en sus acciones destructivas.

Además de la destrucción de propiedad médica, la agresora también desplegó un comportamiento verbalmente violento, profiriendo gritos, insultos y amenazas hacia la médica. De manera preocupante, la agresora incluso amenazó con esperar a la médica en la puerta del centro de salud, lo que añadió una capa adicional de intimidación y peligro para el personal sanitario.

La paciente intimidó a la facultativa advirtiéndole que la esperaría en la puerta del centro de atención primaria en actitud violenta cuando terminara su horario laboral mientras intentaba atenderla

Este incidente subraya la importancia de abordar adecuadamente la seguridad del personal médico y la necesidad de protegerlos contra situaciones de violencia y agresión en el entorno de trabajo.



Ante la situación cada vez más tensa y preocupante, un colega de la profesional médica intervino para controlar la situación. Con habilidad y calma, logró convencer a la paciente agresora de abandonar el centro sanitario, buscando así prevenir un mayor deterioro del ambiente y proteger la integridad de todos los presentes.

Aunque se han discutido medidas a tomar con respecto a esta usuaria, hasta el momento no se ha presentado ninguna denuncia formal. Esto se debe principalmente al estado emocional de la médica afectada, quien se encuentra profundamente perturbada por el incidente. La prioridad en este momento es brindarle el apoyo y la atención necesarios para ayudarla a superar el trauma emocional causado por la agresión.

La situación pone de manifiesto la importancia de abordar adecuadamente los incidentes de violencia en el entorno sanitario y tomar medidas para proteger tanto a los pacientes como al personal médico. Es esencial que se tomen medidas efectivas para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los involucrados, así como para prevenir futuros episodios de violencia en el lugar de trabajo.

El Sindicato Médico de Málaga Apoya e esta médica y denuncia este nuevo caso de agresión

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) apoya a esta compañera en el ejercicio de su profesión y denuncia este nuevo caso de agresión a una facultativa, la décima en la provincia malagueña en lo que va de año, y vuelve a exigir a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía vigilantes de seguridad en los centros de salud y las medidas necesarias y contundentes para frenar esta situación imparable de violencia.

Asimismo, el SMM anima a los profesionales sanitarios a que denuncien para dar visibilidad a esta lacra (ya que en las tareas de un médico no está la de controlar a agresores), así como a rellenar los formularios de comunicación de agresiones para tener constancia del número real de casos, cuyo perfil que lo sufre es una médica joven en atención primaria.

Este sindicato remarca la importancia de denunciar todos los casos de violencia tanto verbal como física, ya que ningún tipo de agresión a un profesional en su puesto de trabajo está justificado, para que la Justicia determine las consecuencias de las acciones de los usuarios.

Una muestra de ello es la reciente sentencia de febrero de 2024 en la que una paciente ha sido condenada por un delito de amenazas a una médica en la provincia de Málaga a 6 meses de prisión y la prohibición de aproximación a una distancia inferior a 500 metros y comunicación respecto a la profesional agredida durante 5 años con la prohibición de acudir al centro de salud del municipio de Alhaurín de la Torre durante un lustro.



Torre del Mar, Málaga