la torreta informativa digitaliza tu negocio gratis

El SAS reducirá tres plazas de psiquiatría en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, ya desbordado

El SAS reducirá tres plazas de psiquiatría en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, ya desbordado

LA UNIDAD DE SALUD MENTAL DEL HOSPITAL VIRGEN DE LA VICTORIA DE MÁLAGA, SATURADA DE SU ETERNA SITUACIÓN PRECARIA

Málaga, jueves 13 de junio, 2024
La situación en la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha alcanzado un punto crítico que preocupa profundamente a los profesionales médicos y al personal sanitario. Recientemente, se ha confirmado una reducción en el número de plazas de Psiquiatría, lo cual se suma a una serie de medidas de recorte de personal y recursos que están afectando negativamente la capacidad de atención a los pacientes.



Esta reducción de cuatro plazas de Psiquiatría se enmarca en una política más amplia de no sustitución de bajas y paralización en la dotación de personal para nuevos programas, lo cual está teniendo un impacto directo en la calidad del servicio que la unidad puede ofrecer. Además, los parámetros utilizados para la asignación de recursos en las unidades de gestión clínica de Salud Mental en Andalucía están obsoletos desde hace más de dos décadas. Esta falta de actualización ha llevado a una asignación desproporcionadamente baja de profesionales y recursos para una unidad que, según datos recientes, atiende a más de un millón de personas, representando el 11% de la población andaluza.

La situación se agrava por la complejidad geográfica de la región, que dificulta aún más la atención efectiva y oportuna a los pacientes. Esta realidad contrasta fuertemente con otras unidades similares dentro del Servicio Andaluz de Salud e incluso con las instalaciones dentro de la misma ciudad, donde las disparidades en la dotación de recursos son evidentes.

LA UNIDAD DE SALUD MENTAL DEL HOSPITAL VIRGEN DE LA VICTORIA DE MÁLAGA, SATURADA DE SU ETERNA SITUACIÓN PRECARIA


Los profesionales de la salud mental en el hospital malagueño han expresado su preocupación y frustración con estas condiciones que, según señalan, están comprometiendo gravemente la calidad de la atención que pueden brindar a los pacientes. La concentración de esta mañana fue un intento de destacar esta situación crítica y buscar soluciones urgentes para mantener un estándar adecuado de atención médica y psiquiátrica en la región.

Es claro que la asignación de recursos y el personal en la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen de la Victoria requiere una revisión urgente y un ajuste que refleje las necesidades actuales de una población creciente y diversa.

Un claro ejemplo es la diferencia entre el Hospital Virgen de la Victoria y el Hospital Regional. El Hospital Clínico tiene una tasa de un 8,85% de FEAS, frente al 10,06% del Regional. Esto indica que la unidad que aborda la salud mental de la zona occidental de Málaga suma una ratio muy inferior al que le corresponde. De esta manera, actualmente existen 89 psicólogos y psiquiatras en el Hospital Virgen de la Victoria para atender a cerca de un millón de pacientes, cuando debería contar con 112 profesionales de ambas categorías. Con lo que se deduce que hay un déficit de 48 facultativos.

Actualmente, la población vive una época caracterizada por el incremento de los problemas de salud mental, con un imparable aumento de las peticiones de consulta, de los intentos de suicidio, del malestar emocional en la población infanto juvenil (se constata un importante crecimiento de protocolos de suicidio en estas edades) y de las dificultades para dar una adecuada atención al trastorno mental grave en el entorno comunitario.

Y es en este contexto en el cual se opta por recortar unos recursos históricamente deficitarios y se decide maltratar más aún a las personas que reciben asistencia por parte del Hospital Universitario Virgen de la Victoria. También se sigue maltratando a profesionales que asisten impotentes a un modelo de trabajo en el que no se puede dar respuesta a las necesidades de la población. Las personas con problemas de salud mental y sus familias deben esperar demasiado para ser atendidas por primera vez, sin tiempo suficiente para conocerlas ni ayudarlas a resolver sus problemas. Además, las revisiones se producen meses después, muchas veces por otro profesional, hecho que en toda la sanidad es perjudicial pero que en el ámbito de la salud mental hace imposible una atención de calidad.

La decisión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de recortar tres contratos en el área de Psiquiatría es profundamente lamentable y preocupante, dado que se prevé que esta medida tendrá graves repercusiones para la atención de los pacientes. En lugar de reducir el personal, sería más lógico y necesario ampliar el número de facultativos y realizar un análisis actualizado de las necesidades profesionales para asegurar una atención adecuada en salud mental.

Además, el Sindicato Médico de Málaga (SMM) ha señalado que estos recortes ya han tenido un impacto negativo inmediato, incluyendo el despido de profesionales que contaban con agendas llenas de citas para los próximos meses. Esta situación deja a muchos pacientes sin el apoyo de su psiquiatra, generando incertidumbre y preocupaciones sobre cómo se gestionará la atención en el futuro. Los médicos se cuestionan qué alternativas ofrecerán el SAS y la gerencia del hospital para garantizar que todos estos pacientes reciban el cuidado que necesitan.

Si has encontrado algún error o deseas proporcionar alguna información adicional, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de press@latorretainformativa.es .

En La Torreta Informativa valoramos enormemente tus aportaciones y estamos comprometidos con mantener la más alta calidad con en nuestra cobertura informativa.

Vélez-Málaga, Málaga